Salvemos nuestros datos

greenpeaceMe disponía a enviar este formulario para sumar mi apoyo a las 311.840 firmas de gente que esta preocupada por las abejas pero me sale el aviso de que falta aceptar la política de privacidad.

Me refiero a la política de privacidad de la participación en el formulario. Sólo por navegar en la página ya estamos aceptando el espionaje básico de las cookies, ya que Greenpeace dice participar en Google Adwords. Aviso de que la excusa de “lo hacen todas las páginas” a mi no me vale.

Volviendo al formulario de salvar a las abejas, pego a continuación la política de privacidad que hay que aceptar para poder participar en este apoyo.

En cumplimiento de la LO 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, GREENPEACE ESPAÑA le informa de que sus datos personales serán incluidos en el fichero de interesados de la asociación, cuya finalidad es promover la colaboración económica con la organización y dar respuesta a las peticiones de información solicitadas, con dicho fin, su solicitud será puesta en conocimiento del departamento o área implicados. Asimismo, y mientras no muestre su opinión en contrario, utilizaremos sus datos de contacto para hacerle llegar, por medios electrónicos y llamadas telefónicas, información sobre nuestras actividades y nuevas campañas que puedan resultar de su interés. Usted podrá revocar su consentimiento para mantenerle informado así como ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante el responsable del fichero GREENPEACE ESPAÑA en la siguiente dirección: Calle San Bernardo 107, 1º, 28015 Madrid.

Que dilema… ¿apoyo a las abejas y recibo emails de publicidad y llamadas de grinpis? ¿o las apoyo de otra manera y me voy a matar avispones asiáticos a alpargatazos?

Puede que sea un poco exagerado ya que Greenpeace es tan amable de ofrecer una dirección postal para revocar el consentimiento de que nos mantengan informados (llaman así a mandar spam). Esto de usar el correo postal para ejercer nuestros derechos me recuerda a las complicadas operaciones de dar de baja servicios telefónicos mediante el uso de la tecnología fax. Si, eso que usa la línea telefónica para enviar hojas de papel que se imprimen lenta y cutremente en el destino. Pero, en fin, esto también pueden ser manías personales. Mi hermano aun manda felicitaciones navideñas por correo postal. Ah, y tengo otro hermano que manda SMS para quedar porque no tiene guasap.

Pienso yo que igual sería mas sencillo aceptar mis datos para salvar a las abejas en el presente formulario sin que tenga que aceptar envíos y llamadas publicitarias. Supongo que casi nadie lee la política de privacidad y supongo también que Greenpeace sabe esto y lo aprovecha.

Pues yo buscaré como apoyar a las abejas sin vender datos personales, sin tener que enviar cartas al anónimo responsable de un fichero en la calle San Bernardo de Madrid, sin aceptar espionajes sólo por navegar por la página y sin mirar u oír toda la publicidad que me quieran meter por ojos u oídos para que consuma sus servicios o, simplemente, para que consuma.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.