El Galápago Leproso (Mauremys leprosa) ha ido reduciendo su area de distribución en la península por la presión humana y la destrucción de zonas húmedas. Cerca de Candasnos (Huesca) un bello barranco alberga todavía algun que otro individuo, como el joven de la imagen, hasta que algun ganadero de las inmediaciones tuvo la feliz idea de verter aquí los residuos de purin de su explotación de cerdos. Para cerdo, el mismo.

Esperemos que las autoridades competentes hagan algo porque estos vertidos comenzaron en el verano de 2003 y continuan a fecha de hoy, convirtiendo las aguas claras de uno de los pocos barrancos con aguas permanentes (incluso en esta sequía) en un agua eutrofizada llena de algas muertas y con las orillas empachadas de fango de purin. El olor es insoportable y en un tramo de mas de 2 kilómetros han desaparecido los Galápagos Leprosos y toda la fauna que le servía de alimento, destacando una rara gamba de agua dulce, la Gambeta (Atyaephyra desmaresti) y otros crustáceos del genero Gammarus.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email