La Tortuga de Florida o Galápago Americano (Trachemys scripta) se ha convertido en un nuevo habitante de nuestros rios y zonas húmedas a causa de la suelta de ejemplares ya creciditos por parte de sus cansados e inconscientes propietarios. En Aragón no se ha constatado la reproducción en libertad pero estos galápagos son bastante longevos y todo se andará. A pesar de su simpático aspecto este animal es un feroz depredador que puede poner en peligro las poblaciones de muchas especies autóctonas, ya que se alimenta casi de todo. En algunos lugares compite con el Galápago Leproso y el Galápago Europeo a los que está desplazando al ser más agresiva por naturaleza. Los Agentes de Protección de la Naturaleza han trampeado Juslibol y La Alfranca para intentar controlar esta plaga y capturan enormes tortugas de hasta 30 cm de longitud que son llevadas al Centro de Recuperación de Fauna de Los Galachos de La Alfranca. Es una de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo según un informe del Grupo Especialista en Especies Invasoras (ISSG).

Share this...
Share on Facebook
Facebook
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email