Por energía limpia se entiende la que en su generación no produce contaminación al medio ambiente o daños directos al mismo. Ninguna forma de energía es 100 % limpia y la eólica tampoco pues las aves y los quirópteros sufren una mortalidad en ocasiones elevada y en la instalación de los parques eólicos se producen daños a la flora y el paisaje. Como todas las máquinas que construye el hombre los aerogeneradores gastan gran cantidad de aceite y, también como todas las máquinas, lo pierden a causa de fugas y averias. El aerogenerador de la imagen chorrea literalmente ríos de aceite desde 80 metros de altura hasta el suelo.

En esta otra imagen el detalle son unas manchas oscuras en el aceite. Si no tienes claro de que se trata pincha en la imagen para agrandarla. Es posible que el intenso olor a aceite sea lo que atrae a toda esta fauna insecta que ha muerto ahogada en el pringoso material. Muchos aerogeneradores pierden aceite y los días de mucho viento este se dispersa en el aire cayendo en forma de gotas que impregnan la tierra y la contaminan. Esta incidencia es bastante desconocida y no se ha estudiado su impacto sobre la calidad del suelo porque tampoco se conocen las cantidades derramadas por los aerogeneradores.

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email