Es posible que no os cueste descubrir el cangrejo que hay agazapado al lado del caracol pero eso es porque está centrado en la fotografía y no hay otra cosa que ver. En una zona de costa con muchas rocas que hay en Fuenterrabia he visto multitud de ejemplares como este pero los iba descubriendo a medida que me acercaba a ellos y se movían, delatando así su posición. Entonces corrían desesperados hacia el agua o alguna fisura donde hallar refugio seguro. Los animales que tienen un color o un patrón de colores que no destaca en el entorno en el que habitan se dice que tienen una coloración críptica y les sirve para camuflarse y pasar desapercibidos a sus depredadores. Aunque ambién existen depredadores que visten coloraciones crípticas para poder acercarse a sus víctimas sin ser vistos. La palabra críptico tiene su origen en la palabra griega kryptos que significa oculto; siendo la criptografía el arte de descifrar mensajes ocultos en un texto. La siguiente imagen es un detalle del cangrejo que pretendía pasar desapercibido y ha acabado siendo capturado, aunque no ha sufrido más daños que un pequeño ataque de pánico.

Cangrejo de mar de la playa de Fuenterrabia

Vista ventral de un cangrejo playero