En este capítulo profundizaremos un poco más en el proceso de toma de datos que se lleva a cabo en los seguimientos de mortalidad de avifauna en parques eólicos. Como dije en el capítulo primero la periodicidad de las visitas es quincenal y se incrementa a semanal durante el periodo migratorio pre-nupcial (marzo y abril) y post-nupcial (agosto y septiembre). En cada una de visitas de campo hay que recoger todos las observaciones que ayuden a comprender como usan el espacio las aves.

¿En qué nos fijamos?

A parte de ir mirando el suelo en busca de cadáveres o restos que evidencien una colisión de ave o quiróptero, nos fijamos en todas las aves que sobrevuelan el polígono del parque eólico y sus inmediaciones. Son muy interesantes los vuelos de cruce a través de las alineaciones de aerogeneradores o cerca de una máquina aislada. Cuando se observa un vuelo de este tipo se anotan datos básicos de especie, fecha, hora y número de individuos observados, pero también la altura de vuelo, distancia al aerogenerador, movimiento de las palas del mismo y reacción del ave, si la hubiere.

Volando entre molinos

Se consideran 3 niveles de vuelo según el ave pase bajo las palas del aerogenerador (nivel 1), a la misma altura (nivel 2) o por encima de las mismas (nivel 3). En el caso del nivel 2 se consideran vuelo extremadamente peligrosos los que se producen dentro del radio de alcance de las palas. Aproximadamente el nivel 2 va desde el suelo hasta los 25 metros de altura, el nivel 2 entre los 25 y los 70 metros y el nivel 3 por encima de los 70 metros.

La imagen de portada del post muestra parte de un grupo de unos 40 Abejeros Europeos (Pernis aviporus) volando en torno a un aerogenerador en los niveles 2 (fuera del radio) y 3, aunque unas pocas aves realizaron maniobras peligrosas cerca de alguna de las máquinas cercanas.

Bateadas por un molino

Cuando he comentado con gente mi época como consultor ambiental realizando este tipo de trabajos de seguimiento de la mortalidad de aves en parques eólicos, muchos se mostraban extrañados de que las aves no fueran capaces de esquivar las palas del molino o de predecir sus movimientos. Como migratorias profesionales, muchas aves vuelan en la oscuridad de la noche y es posible que se produzcan entonces gran parte de las colisiones. También hay que tener en cuenta que los vientos pueden llegar a ser muy fuertes y que en ocasiones la niebla y la lluvia pueden dificultar enormemente la maniobrabilidad y recudir la visibilidad. Tampoco creo que los pájaros entiendan el movimiento circular ni sepan que pueden ser alcanzadas desde abajo o desde arriba por un gran palo que se mueve a mucha velocidad.

Velocidades sorprendentes

Los sencillos cálculos que vienen a continuación espero que os ayuden a comprender las colisiones de aves con los aerogeneradores. Tomaré como ejemplo un molino de 21 metros de pala que gire a 30 revoluciones por minuto. En principio no parece mucha velocidad dar una vuelta completa cada 2 segundos. A simple vista y desde lejos siempre da la impresión de que no giran especialmente rápidos. Según la física de toda la vida el diámetro de giro es de 42 metros y la circunferencia de unos 132 metros. Pues recorrer 132 metros cada 2 segundos equivale a una velocidad para la punta de la pala de unos 237 km/h. Las zonas más internas de la pala van más despacio porque tienen que recorrer una menor distancia para dar las mismas vueltas. Los molinos más grandes de 40 metros de radio giran a menos revoluciones pero sus velocidades son similares ya que la circunferencia es el doble que la de los pequeños.

Si entendemos que cualquier cosa que se desplace a 240 km/h puede atropellar a casi cualquier animal e incluso a personas, tenemos que entender que esto le pueda pasar también a las aves. Quede claro que no intento convencer a nadie de que muchas aves mueren en los parques eólicos a causa de las colisiones con aerogeneradores. Eso es un hecho que ya no hace falta demostrar y mi propósito es ayudar a comprender como ocurre publicando mis conocimientos e impresiones en este campo.

Es posible que algunas cifras no sean del todo exactas pero, por favor, quien desee rebatir estos cálculos que se asegure bien de que sabe un mínimo de matemáticas. No es la primera vez que eliminó un comentario de alguien que dice ser ingeniero y olvida que la longitud de una circunferencia es dospierre (2*pi*r).

Como ya he dicho alguna que otra vez; hay mucho zorro suelto.

Share this...
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone