La sangre es muy escandalosa, como demuestra esta imagen. La Culebra de Escalera no tiene verdaderos colmillos, sólo una hilera de pequeños dientecitos, como las lagartijas.

Sin embargo un ligero raspado produce bastante sangrado. No se trata de una culebra venenosa pero tampoco es tontería ser mordido por una ya que en su boca puede tener bacterias que causen infecciones.

No fue el caso y al día siguiente ya no se apreciaba apenas la herida. La mordida de culebras grandes si puede causar dolor y en el caso de una Culebra Bastarda además de dolor puede existir inflamación ya que algunos la describen como una culebra potencialmente venenosa.

Como siempre, recuerdo que estas culebras son inofensivas y sólo morderán al que las agarre con la mano o las acorrale de manera amenazante. Lo mejor es dejarlas fluir donde quiera que vayan.

Share this...
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone