Sin duda los cochecitos de juguete más famosos son los de la marca francesa Majorette aunque en España también teniamos los Guisval, fundada en 1962, sólo un año después que la anterior.

El producto nacional era bueno pero tarde o temprano los coches podían acabar sin ruedas, cosa que a los Majorette rara vez les ocurría. Su sistema de suspensión es casi infalible.

Pero ya en los 80 se podían comprar en España cochecitos made in China, concretamente made in Macau. Los Maisto MCToy podían parecer malas imitaciones de Majorette pero el paso del tiempo ha demostrado que los Maisto no son nada malos.

El Volkswagen 1300 de la imagen a escala 1/64 tiene 30 años y ha soportado el violento jugar de muchos niños. Su suspensión sigue funcionando aunque culea un poco de la trasera izquierda. No obstante esto es perfecto para lanzamientos que terminan en derrapaje.

La empresa Maisto, fundada en 1967, puede que inicialmente pareciese hacer imitaciones pero en la actualidad sigue fabricando cochecitos y más cosas y ha mejorado notablemente su calidad.

En realidad casi todos imitamos a otros porque ideas originales hay pocas. El asunto es progresar y ofrecer más calidad a medida que sea posible.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email