Estás insomne por segunda noche consecutiva, llevas sin dormir desde las 03:00 de la «madrugá».
Tienes fiebre, mocos y tos destrozapulmones, y encima cuando has bajado a la cocina a chutarte un ibuprofeno, una cucaracha ha correteado entre tus pies.
Eso te ha hecho pensar en Kafka y su Metamorfosis.
Entre moco y tos te sientas en el ordenador y te dices: «¿Ahora que hago?»

Decidido: te abres un blog y te pones a escribir ipso facto esta mierda de entrada.

Te crees blogger