pajarito-celesteVeintiseis semanas de embarazo.
No se puede decir que me inunden las endorfinas del amor pero, se que cuando nazcas me gustarás.
No se que esperas de mi, supongo que nada. Lo que necesitas de momento ya lo tienes ahí adentro.

Yo si que se lo que espero de ti: que sigas vivo, que salgas vivo y que mueras viejo.
Qué cosas te dice tu madre, ¿no?

¡Pajarico!, ya me conocerás…incluso puede que nos lleguemos a querer profundamente.