Arboricultura, Jardinería, Ranas, Culebras, Juegos y Dibujos Animados

Un bolo verde

Estoy sentada en el lado presidencial de la mesa. Los demás se distribuyen a los lados y enfrente, en la otra presidencia.
Somos, contándome a mi, cinco personas. Todos adultos.
Es la hora de la comida. Judías verdes con patata. Me ponen un plato. Empiezo a comer en silencio.

La conversación versa sobre las impertinencias que dice la gente cuando alguien fallece, impertinencias en las que, a juicio de los dos comensales que mas hablan, ellos jamás caerían y, por lo tanto, pueden criticar en los demás. A mi tan solo me han parecido frases hechas, muchas veces y verdaderas muestras de afecto y solidaridad, la mayoría.
La soberbia no conoce limites. Ese pensamiento rompe un cristal interior que hasta ahora desconocía que estaba ahí.

Dejo de comer, observo como siguen despotricando sobre este y aquel, como si nada hubiese sucedido, como si esa fuese una comida normal y corriente y de pronto dejo de oír sus voces y los miro como si fuese la primera vez que los veo en toda mi vida.
Sus bocas no son bocas mascando, son fauces devorando.
Sus dedos no son dedos cogiendo pollo, son garras rasgando carne y huesos.
Sus voces no son voces hablando, son graznidos destrozando mis tímpanos.

De pronto me doy cuenta de que no puedo tragar. Un bolo verde de judías se ha quedado en mi garganta y no baja.
El instante dura segundos, me limpio en un papel, escupo un bolo verde disimuladamente, retiro mi plato y me disculpo diciendo que no me siento bien y prefiero no comer.

Ese día, decido que no tragaré más.
Ese día, dejó de gustarme el chocolate

Anterior

FAQ 1.3

Siguiente

El último paseo del año

2 comentarios

  1. J

    ¡Oh! ¡Abismal sensación tuviste! ¡Y un muy comunicador post que te cascaste!
    Pero una carga resultan a veces las decisiones de-por-vida, sean blancas o negras.

  2. Sensata observación, mi independizado amigo. Mas ninguna decisión es de por vida, por mucho que uno se empeñe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén