la-bruja-mala
No se como te llamas, ni los años que tienes (ya empiezas a estar viejuna, eso si), ni cual es tu categoría profesional.
Pero, lo que si se es que me caes mal.
Me trataste como el culo, como si fuese una cría de mierda.
No me diste explicaciones coherentes a las preguntas que yo te hacia.
No te importo el dolor que sentía, ni la angustia que me reconcomía.
Tu voz raspaba, tu boca se torcía y tus ojos nunca se posaron en los mios.
Eres una bruja, una asquerosa y una profesional inmunda.
Vaya para ti (solo para ti) todo mi veneno emponzoñado, toda mi sed de venganza chunguera y toda mi hostilidad.

 

¡Que a gusto me he quedado, por dios!