Arboricultura, Jardinería, Ranas, Culebras, Juegos y Dibujos Animados

Primer año

http://www.kmberggren.com/

A Light in the Dark by Katie m. Berggren

Naces rápido, como tus hermanos. Si hubiese una categoría olímpica de partos yo seria tres veces medalla de oro.
Son importantes esos primeros segundos en los que te miro, no es que me quede con una impresión sobre tu persona, ¿que sabré yo quien vas a terminar siendo?, pero se me incrustan en lo mas hondo detalles de tu cuerpecillo: tus uñas moradas y alargadas en las manos, el pulgar del pie tan abierto y separado de los demás dedos tal y como debías estar dentro, apretándolo contra mi tripa.
Pequeñas ronchas rojizas en la cara.
Un sonido chirriante que haces al llorar.

Esas pequeñas piezas que mi memoria guarda en unos instantes, como si tuviese que irte conociendo a cachos.

Te mentiría si te dijese que pasar de dos a tres hijos me lleno de felicidad plena y que me sentía flotar en una nube de purpurina y brilli brilli. La mayor parte de este primer año me he sentido a la deriva en un océano de angustia, ansiedad y agotamiento. Flotando sin gracia en un liquido marrón caguerilla.

Mucha gente afirma con alegría «¡Que entretenida estarás!»
y yo pienso («si, de cojón») pero contesto con la sonrisa medio escorada un simple «si»

Creo que el 2015 es el año en el que mas he llorado de toda mi vida adulta. Y eso, me jode.

Los debería han sido muy abundantes.
Debería sentirme alegre
Debería cocinar más sano
Debería adelgazar
Debería jugar mas con ellos
Debería mantener a raya mi ansiedad
Debería, debería, debería…

Nada ha sido como debiera haber sido

Tu primer año ha sido tan extraordinario que ahora me conozco mejor.
Ahora se que soy mas valiente de lo que creía y que puedo fingir una absoluta calma aunque por dentro me sienta desfallecer.
Que siempre puedo dar mas de si. Que nadie va a venir a socorrerme y que eso me hace fuerte, no solitaria.
Que debo coger lo que necesito.
Que la alegría nace en mi.
Pero sobre todo he aprendido que para llegar a estas conclusiones antes he tenido que ser pasiva, melancólica, victimista y autocompasiva hasta niveles vomitivos y eso tenia que ser así y no de otra manera.

La historia de tu primer año es mi propia historia. Permíteme apropiarme de ella.
Ya veo la luz.

Anterior

Alguien a quien amar

Siguiente

Vida de un carnet de biblioteca

1 comentario

  1. Bitrix

    So nice darling! Me encanta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén