Este muro aparentemente sólido lo vi el otro día en la calle Alto Aragón de Leciñena, al lado de la iglesia del pueblo. Es seguro que tendrá muchos años, puede que cerca de un ciento. Sólo hay que fijarse en la puerta de madera y sus clavos.

Esta construido con piedra caliza muy poco trabajada y barro. Su coste en materiales es tan barato que casi da risa.

Piedras traídas de una pequeña cantera cerca del pueblo en una mula o a lo mejor directamente de algún campo labrado del secano, de esas que saca el tractor y van apilando pacientemente en un ribazo. El barro puede que aun lo tuvieran más cerca.

Leer más