Que me gusta tener hijos mas que ser madre. Que soy valiente pero no demasiado. Que soy huraña y me gusta. Que detesto a la gente falsa aunque se muestre amable. Que a veces me pongo en modo humorístico para ocultar que no se muy bien que hacer. Que puedo dejar de querer sin drama alguno y que puedo darme cuenta en un segundo de cuanto quiero a alguien. Que con 37 años ya no vale echarle la culpa de mis mierdas a mis padres. Que no me gusta la leche. Que las manzanas me dan dolor de estomago y los plátanos ardor. Que lloro por cualquier cosa y eso esta bien. Que cualquier cosa que suene a dogma o a norma inamovible me repatea. Que ser ama de casa me esta convirtiendo en feminista. Que siempre pienso que todo va a ir bien. Que vivo una vida cómoda y nada es permanente. Que soy humilde. Que he vivido enfadada gran parte de mi existencia y ahora ya no me sirve sentirme así. Que «no quiero», «no me apetece» y «no tengo ganas» no es de vagos o cobardes. Que no me gusta tomar el sol. Que tengo miedo de morirme pronto y de los monstruos que viven en la oscuridad. Que a veces me siento insegura hablando con alguien. Que miro como desgastan los zapatos los hombres y según como lo hagan pierden todo su atractivo. Que jamas llevo pendientes, ni collares, ni relojes, ni pulseras. Que me encantaría llevar pendientes, collares, relojes y pulseras. Que tengo buenos reflejos. Que soy organizada, metódica y pragmática. Que tengo buena memoria pero no me quedo con las caras. Que no se que hacer laboralmente. Que me arrepiento de algunas decisiones vitales que he tomado. Que la vida me parece, a veces, una rueda de hamster. Que cualquier mínimo detalle me vale para lo que sea.  Que me encanta el mar. Que aborrezco las tiendas de campaña. Que me aburre tomarme algo en una terraza. Que las conversaciones plagadas de lugares comunes me resultan soporíferas aunque yo acabe diciendo lo mismo. Que me gusta el olor a madera quemada en chimenea o estufa. Que el viento me da dolor de cabeza y la primavera me desconcierta.

Que me encanto conoceros.