A ver, que como actualizo tan a menudo y tengo el blog tan escoscado y me doy baños de masas blogueriles entre mis fans…pos eso, que como abro el blog y suenan grillos nocturnos y un viento del este que rueda capitanas y tamarices podría parecer que, desde mi ultima entrada a esta, han pasado unos instantes de nada pero no, grandes acontecimientos se han sucedido en Pinatown como la llegada del otoño, la cacho obra del parque y los habituales cortes de agua.
Han nacido gaticos callejeros, los niños tragan y crecen y cascan por los codos (en orden aleatorio) y yo he vuelto a leer novela negra.

Que asco de vida.