Bedtime Story de Chris Dunn

…contando una historia que les trascienda, que no sea solo de animales felices que solucionan sus pequeños líos y siguen siendo felices. Tiene que dar un poco de miedo, un poco de pena, un poco de asco y una pizca de risa.
La presentación ha de ser creíble, tienen que sentir que podrían ser ellos, es más, tienen que ser ellos; en forma de duende, de hada, de bicho, pero como ellos: tiernos, amables, inocentes.
El nudo es importante, el villano es importante, la maldad a la que se enfrenten tiene que ser voraz, que se escape a su control, solo así sienten que tienen ante si la gesta mas grande todas, que se pueden convertir en leyendas. Lo malo les supera pero siempre van a poder vencer.
(¿Siempre?)

El desenlace es la mano que les dejara en un puerto soleado y turquesa o en medio de un bosque oscuro y húmedo o en un páramo desolado o en una ciudad bulliciosa. El desenlace es lo mas parecido que les puedes mostrar del futuro y ¿acaso es el futuro siempre soleado?, ¿bullicioso?, ¿oscuro o desalentador?
y como el futuro se escapa también a tu control y lo desconoces por completo en realidad los estarás dejando en el pasado.
Les habrás contado un cuento que ya sucedió y te unirás a ellos en ese pasado que pretendía ser futuro intentando que esa noche tengan sueños bonitos pero eso tampoco lo controlaras y es entonces cuando el cuento habrá germinado de verdad dentro de aquellos que te han escuchado.

No he escrito esto bajo los efectos de un porro, lo juro por el niñito Jesús.
Solo me gustaría que esta noche me contaran un cuento.