Morera (Morus sp.) al otro lado de la mota izquierda del río Ebro antes del puente de Pina de Ebro. Tiene una altura aproximada de 12-14 metros y un perímetro de tronco de unos 130 cm medido a 1,3 m desde el suelo.

El tronco tiene una fuerte inclinación desde la base hasta la cruz. Podría haber sufrido daños en las raíces del lado contrario por labrado del campo de regadío en cuya linde se desarrolla.

En el lado inclinado presenta maderas muertas, heridas por desgarro y grandes chancros. Hace un par de años tenía esta zona llena de ramas partidas y colgadas en contacto con el suelo. Pudieron parar su caída después de fallarle el plato radicular. Se realizó aquí una poda de saneamiento algo tosca y posteriormente alguien retiró la ramas secas.

El ejemplar muestra bastante vigor pero hay que esperar bastantes años hasta el completo sellado de unas heridas muy grandes en los alrededores de la cruz. Son de esperar ataques de hongos y cavidades en el futuro.

Desde la base emite numerosos chupones en el lado del campo, probablemente desde las raíces superficiales dañadas.