Arboricultura, Jardinería, Ranas, Culebras, Juegos y Dibujos Animados

Categoría: Absurdeces overheard

A bocajarro

-¡Una lata de anchoas que está llena de anchoas!
-¿Por que lo dices como si fuese alucinante?
-No se, en las latas de anchoas no salen anchoas…

¿Mande?

Shock49

El idioma universal

Tarde maravillosa en una plaza abarrotada de niños, bancos y madres.
En uno de esos bancos, dos madres y una abuela.
Algo trapichean, una de ellas le dice a otra, que no habla bien el castellano, que tiene ropa de bebé para dar.
El diálogo transcurre tal que así:
-Tengo ropa de bebé de 0 a 12 meses, de chico, si tuvieras alguna amiga que le interesa me lo dices y se la doy.
-Ah Gracias! yo preguntaré- dice con sonrisa de «de lo que has dicho, he entendido la mitad».
En este punto, la abuela considera que es su deber natural hacer de intérprete:
-Calla, calla, chiqueta, que no entiende muy bien el castellano, déjame a mi- y remangándose la chaqueta coge carrerilla y suelta:
-¡SEÑORA DECIR QUE SI QUERER ROPA, DECIR SI Y SI NO, NO!

La otra sigue sonriendo a lo «me cosco cero de lo que decís» y a la madre que da ropa de bebé le empieza a subir la risa floja, así que se despide con la excusa de que sus hijos se están tirando de punta cabeza por el tobogán.

Damas y caballeros, el idioma universal no es ni el esperanto, ni el inglés, ni el amor. El idioma universal es el infinitivo gritón.

Se me quedó cara de Gollum

Ellas, dos treintañeras normales, vestidas de vaqueros normales, con pelos normales y caras normales.
Yo, también treintañera, debatiéndome internamente entre comprar una lejía normal o comprarla perfumada.

Nada hace presagiar lo que estoy a punto de escuchar en el pasillo de detergentes varios y desatascadores de Mercadona.

Treintañera normal 1: «Es que, ¿sabes? al pervertido de mi ex le molaba darse por el culo a si mismo…
Treintañera normal 2: «¡Que fuerrrrrrte!, ¿y se retorcía la polla y se la metía, o que?
Treintañera normal 1: «¡Halaaaa burra!, ¡con un consolador!
Treintañera normal 2:«Ah! ya decía yo, JAJAJAJA!!»
Treintañera normal 1: «JAJAJAJAJA!!!!»

Se van del pasillo sin mirar atrás, carcajeándose, dejándome petrificada con una garrafa de lejía en la mano que me apresuro a devolver al estante.
Cojo varias cosas más, paso por caja, guardo compra en maletero, abro puerta piloto, me siento, meto llave.
Arranco.

Que levante la mano quien haya pensado como primera opción que el ex la tenía de metro y medio y le llegaba.

Yo también lo pensé.

El sexo de las grasas

Clienta: «¿Qué diferencia hay entre la crema reductora intensiva para mujer y la crema reductora intensiva para hombre?«

(breve pausa para seleccionar la respuesta idónea…)

Farmacéutica: «En que una es para hombre y la otra es para mujer«

Excuse me?

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén