Arboricultura, Jardinería, Ranas, Culebras, Juegos y Dibujos Animados

Categoría: Biodiversidad Página 1 de 2

Soto reclamando su parcela

Sorprende como un bosquete tan pequeño puede esconder una construcción en una huerta tan llana y sin apenas arbolado. Entre campos de alfalfa,a orillas el Ebro, hay un grupo de álamos blancos con alguna morera espontánea.

Refugios de fauna

Uno de los asuntos que más me preocupa en el huerto es la de disponer de una biodiversidad de fauna maximizada.

Cuanto mayor sea el número de especies presentes menor será el volumen de sus poblaciones y la posibilidad de sufrir plagas que desequilibran todo el sistema.

El año pasado introduje unos pocos ejemplares de rana que ya criaron y se están estableciendo cerca de los estanques.

Gestión de acequia y ribazos

La parte final de la acequia que riega el huerto es de tierra y dejo que crezcan todo tipo de hierbas silvestres.

En los ribazos hago igual, y así han nacido y se desarrollan saúcos, laureles, olmos, malvas y hiedra.

El herbicida es pecado aquí y considero que la vegetación no solo mantiene la estructura de la acequia si no la calidad del suelo en el que habitan y operan complejas comunidades de invertebrados, hongos y paramecios.

A la espera

En estos bidones con agua de lluvia esperan su plantación dos higueras, un albaricoque y un membrillo.

Son arboles jóvenes de dos a cuatro años arrancados de bancales dónde han nacido espontáneos (las higueras), de rebrotes (membrillo) y semilla (albaricoque).

Con las higueras me queda la duda de si serán fértiles, es decir, si producirán frutos comestibles ya que han nacido de semilla y probablemente vía aparato digestivo aviar.

Lamium purpureum en automático

Podría decir que esta foto la hice a una velocidad de 1/640s, con una ISO de 80 y teniendo en cuenta una apertura de 2.8. Aunque ni siquiera se si me habría expresado correctamente en al jerga de los fotógrafos.

En realidad la hice en el modo automático (o macro automático, igual…) tirado en el césped de un parque mientras el niño jugaba en el tobogan.

Luego le he puesto dos efectos en picasa y mele comido los bordes. El “mele” parece ser la contracción de “me le he” que a su vez podría ser un leismo, o algo apaicido. En todo caso debe provenir de “me he”. Bastante habitual en los pueblos.

Fascinante en este sentido el diccionario de términos y vocablos de Quinto de Ebro.

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén