Sin duda los cochecitos de juguete más famosos son los de la marca francesa Majorette aunque en España también teniamos los Guisval, fundada en 1962, sólo un año después que la anterior.

El producto nacional era bueno pero tarde o temprano los coches podían acabar sin ruedas, cosa que a los Majorette rara vez les ocurría. Su sistema de suspensión es casi infalible.

Leer más