Desde el Sekano

Arboricultura, Jardinería, Ranas, Culebras, Juegos y Dibujos Animados

Categoría: Estepas Página 3 de 7

En el aljibe de La Higuera

    Foto 1.- Entorno del Aljibe de La Higuera

El agua está limpia y el aljibe lleno al 80 %. Hay nadadores (Notonecta glauca) y un Cernicalo Vulgar (Falco tinnunculus) y dos Chovas Piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) apostados en la paridera. El monte está tranquilo y hay algo de viento aunque hace un calor agradable, con unos 20 grados de temperatura.

Se oyen pajarillos (verdecillos y jilgueros) y alaúdidos, pero apenas se ven. Pueden estar posados en piedras o arbustos u ocultos entre la vegetación del suelo. Se ven bastantes insectos como mariposas o abejas y moscas. Bajo una losa caliza hay una concentración de unos curiosos escarabajos coloreados que no reconozco.

Leer más

Canchales en Mezalocha

Un canchal es una zona de acumulación de piedras. En Mezalocha las piedras de los cortados rocosos de la parte superior se fracturan por gelifracción (congelación del hielo en las grietas) o incluso por la presión que ejercen las raíces y troncos de la vegetación. Estas rocas, que pueden ser pequeñas piedras o grandes bloques, caen rompiéndose en más pedazos y rompiendo las rocas ya acumuladas al pie de los cortados.

Leer más

La importancia de los ribazos

Una medida muy interesante contra la fragmentación del hábitat sería aumentar el número de ribazos o lindes en los campos y ampliar la anchura de los mismos a un mínimo de 3 metros. Por cultivar hasta el último milímetro se tiende a minimizar estos pequeños ecosistemas reconcentrados y sólo abundan cuando el terreno está aterrazado a causa de la pendiente. Los beneficios de un mayor número de ribazos más amplios son muchos para la fauna y también para reducir la erosión y aumentar la capacidad del terreno de retener la humedad del suelo. Además podría controlarse muy bien la expansión del ribazo plantando las especies arbustivas adecuadas, para no verse tentado a realizar limpiezas anuales a base de tirar de fuego.

Lentisco, Efedra, Coscoja, Romero, Retama y Sabina Negra son algunas especies que se desarrollan muy bien en ribazos y proporcionan a la fauna cobijo y alimento. Esta es una medida que debería interesar a ecologistas, ganaderos y cazadores e incluso a los agricultores, ya que la reducción de la producción a causa de la disminución del área puede ser despreciable e incluso no producirse. El asunto de la reducción en la subvención por una menor área cultivada no debería preocupar, además de que podría darse otra subvención en concepto de mejora sustancial del hábitat a los agricultores que cuiden y mimen a sus ribazos.

El Guillomo de los Focinos

Entre Fuendetodos y La Puebla de Albortón hay unos curiosos tajos en la roca llamados focinos. Estos enclaves presentan un alto interés botánico ya que ofrecen protección contra las inclemencias del tiempo y el suelo acumula más humedad que en otros lugares del monte. Es muy característica la formación de pequeños bosquetes de Almez o Litonero (Celtis australis) que se desarrolla con soltura incluso en los canchales. Las zonas más abruptas las ocupa la Sabina Negral (Juniperus phoenicea) aunque puede descubrirse algún ejemplar aislado de Sabina Albar (Juniperus thurifera).

Leer más

Aljibes del secano

Una gran cantidad de los aljibes que conozco en La Muela, Valmadrid, Fuendetodos, Muel, Botorrita, Épila y María de Huerva tienen forma circular. Muchos tienen escaleras verticales, otros sólo unos hierros como agarre y el resto no presentan estructura alguna que permita otra forma de entrar y salir que trepando o descolgándose con cuerdas, si son profundos.

Leer más

Página 3 de 7

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén